viernes, 8 de febrero de 2019

Castigando debilidades

Estoy jugando algunas partidas en vivo, en cuanto a tiempo no presencial, y por correspondencia. Estoy ya como en mis mejores tiempos y mejorando de nuevo, pensé que haberme tomado unas vacaciones del Go iban a pesar mucho más a mi nivel.

En una partida que llevo por correspondencia, soy el jugador negro, la última jugada de blanco es B10. Debió haber jugado en C10 porque está acumulando cortes muy molestos que me van a permitir reducir su influencia. Empieza a verse posible un corte de las piedras de la columna D y G van a quedar separadas y viviendo en gote, permitiéndome según mi lectura invadir el moyo y conectarme a mi grupo de piedras de la columna H. Tal vez es demasiado pronto y es una utopía llegar hasta ese momento, por lo que mi siguiente movimiento será una sonda (una prueba) en D7.

El jugador blanco responde con D8, siguiente debilidad. Ahora ya está visible y muy dañino un corte. Debo de decir que responder a mi anterior movimiento  es difícil, me detengo a pensar que haría yo como blanco y dudo entre jugar en D10, D9 E8. Cuando acabe la partida usaré Leela para analizar estas posiciones (todavía está activa esta partida, es de la modalidad que no permite poner jugadas condicionales ni analizar) por lo que esta entrada tendrá una segunda parte cuando la partida finalice para ver que es realmente lo mejor.

Por ahora, a la jugada que aparece en la imagen yo responderé en C10, empezaré a cortar para castigar esas debilidades.





Unos cortes después y otro fallo de blanco en defender el corte de E8 (ver la la partida), debió seguir otro orden de jugadas para quedar en mejor posición, la partida se encuentra así. Sirve como tsumego esta posición, si se encuentra el tesuji para capturar el grupo blanco de la L+1 ya nada puede hacer blanco en la partida. Para mayor desgracia con su última jugada todavía no tiene vivo ese grupo de piedras (puede acabar en un seki si negro presiona, en la partida ya por cosas del nivel del rival me imagino, se le ha muerto).

sábado, 29 de diciembre de 2018

Partidas para estudiar del VI Seminario de Go de Sepúlveda

Hace ya muchos años de aquel Seminario de Go, pero tengo que recordarlo por salvar el material que me dieron. Entre que estuve ausente de casa, me encontré cambiada la habitación y son unas fotocopias, las di un tiempo por perdidas para siempre y en la alegría de reencontrarlas decido compartirlas para no perderlas. En este caso los kifus de unas 8 partidas de profesionales que teníamos que recrear y practicar para interiorizar formas y aperturas. Son parte de las clases que nos dio Lluis Oh (jugador 6d, el más fuerte que reside en España y con muchísimos años de experiencia enseñando). Son kifus inconclusos, sólo tienen la primera parte del juego (la apertura). Mi recomendación de acudir a esos seminarios sigue vigente, no se celebran todos los años, hasta el 2017 no se celebró el siguiente (al cual no pude ir). Espero que EideGo no os dé problemas y podáis reproducir y ver bien las partidas, sin más, os dejo con ellas para que podáis también reflexionar con ellas y, por último, desear feliz año nuevo y que el sente os acompañe durante el 2019.

(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[pd];W[dd];B[pq];W[dp];B[qk];W[nc];B[pf];W[jd];B[cf];W[fc] ;B[cn];W[fq];B[dj];W[mq];B[po];W[jp];B[kd];W[je];B[jc];W[ke] ;B[md];W[kc];B[kb];W[lc];B[mc];W[lb];B[mb];W[ld];B[la];W[jb] ;B[me])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[qd];W[dp];B[dc];W[pp];B[ce];W[nc];B[pc];W[jd];B[hc];W[ne] ;B[qg];W[cn];B[nq];W[lq];B[qn];W[pn];B[pm];W[on];B[qq];W[qo] ;B[pq];W[qm];B[mp];W[lp];B[er];W[eq];B[dr];W[fr];B[cp];W[fq] ;B[co];W[do];B[bn];W[bm];B[cm];W[dn];B[bl];W[cq];B[dm];W[he] ;B[fm])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[qd];W[dc];B[pq];W[cp];B[nc];W[eq];B[de];W[po];B[qm];W[qq] ;B[qr];W[qp];B[mq];W[pm];B[pl];W[or];B[pr];W[oq];B[op];W[pp] ;B[nq];W[om];B[qn];W[np];B[oo];W[no];B[on];W[pn];B[nn];W[ql] ;B[qk];W[rl];B[pk];W[rk];B[rj];W[rn];B[mn];W[ce];B[dd];W[cd] ;B[ec];W[cf];B[db];W[cc];B[fd];W[jd];B[gq];W[gp];B[hp];W[go] ;B[fq];W[ep];B[hd];W[jf];B[dj];W[ch];B[qi];W[fj];B[dl];W[fl] ;B[ci];W[dh];B[bh];W[bj];B[bi];W[bl];B[ei])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[pd];W[dd];B[qp];W[dq];B[co];W[oq];B[lp];W[qj];B[gp];W[ep] ;B[cm];W[cp];B[do];W[bp];B[pq];W[qg];B[nc];W[iq];B[op];W[gq] ;B[cf];W[fc];B[di];W[hp];B[bd];W[ic];B[qe];W[qm];B[cc];W[lc] ;B[gn];W[eg];B[dg];W[eh];B[ei];W[dh];B[ch];W[df];B[cg];W[gh] ;B[fi];W[gi];B[jd];W[le];B[jc];W[nb];B[oc];W[jb];B[fh];W[gg] ;B[fg];W[id];B[gf];W[hf];B[gj];W[ge];B[ff];W[ig])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[pd];W[dp];B[pq];W[dc];B[pk];W[mq];B[qo];W[jq];B[mc];W[ce] ;B[cn];W[fp];B[dj];W[qd];B[qe];W[re];B[pe];W[rc];B[rf];W[pc] ;B[se];W[rd];B[oc];W[ob];B[pb];W[qc];B[nc];W[qb];B[qg];W[ch] ;B[ec];W[ed];B[fc];W[fd];B[db];W[gc];B[gb];W[hc];B[cc];W[dd] ;B[bb];W[dl];B[ge];W[gd];B[cq];W[cp];B[bp];W[bo];B[bq];W[co] ;B[er];W[fj];B[en];W[cm];B[el];W[dn];B[mp];W[lp];B[lo];W[np] ;B[mo];W[oq];B[no];W[pp];B[qp];W[pr];B[qq];W[kp];B[dh];W[ci] ;B[gj];W[gi];B[hi];W[fi];B[gk];W[hh];B[ih])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[pd];W[dp];B[qp];W[dc];B[fq];W[cn];B[lq];W[qj];B[qf];W[qm] ;B[pn];W[qn];B[qo];W[lo];B[mo];W[lp];B[mp];W[kq];B[mq];W[hq] ;B[dr];W[cq];B[fo];W[ho];B[fm];W[kr];B[dl];W[cl];B[ck];W[dk] ;B[cm];W[bl];B[dm];W[bm];B[dn];W[co];B[cj];W[ce];B[ei];W[fj] ;B[ek];W[kc];B[pm];W[pl];B[ol];W[pk];B[oc];W[hd];B[ln];W[kn] ;B[km];W[jo];B[qh];W[ok];B[fc];W[gc];B[fd];W[hf];B[ff])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[qd];W[dc];B[dq];W[co];B[pp];W[od];B[oc];W[nc];B[pc];W[fp] ;B[nd];W[dp];B[mc];W[qk];B[de];W[cg];B[cc];W[cb];B[cd];W[gc] ;B[eb];W[db];B[dg];W[dh];B[ec];W[ed];B[dd];W[fc];B[eg];W[ee] ;B[ch];W[bb];B[ci];W[qn];B[qo];W[pn];B[nq];W[eq];B[qi];W[oj] ;B[no];W[ph];B[qh];W[pg];B[qg];W[pf];B[qf];W[nn];B[mn];W[oo] ;B[np];W[qq];B[ro];W[mm];B[nm];W[on];B[ln];W[lm];B[km])
(;GM[1]FF[4]AP[Drago:4.22.03]SZ[19]CA[UTF-8];B[pd];W[dd];B[qp];W[op];B[eq];W[qq];B[cp];W[cj];B[rq];W[pq] ;B[qm];W[qf];B[qh];W[qc];B[qd];W[pc];B[od];W[rd];B[re];W[rc] ;B[qe];W[nc];B[lq];W[rr];B[rp];W[mp];B[jp];W[mq];B[cl];W[ej] ;B[el];W[dq];B[dp];W[fc];B[cf];W[ce];B[df];W[ch];B[gf];W[gd] ;B[eh];W[gj];B[gh];W[ij];B[gl];W[er];B[dr];W[fq];B[ep];W[hp] ;B[jn];W[hm];B[hn];W[gn];B[ho];W[ds];B[cr];W[go];B[gm];W[ip] ;B[jo];W[jq];B[kq];W[jr])

lunes, 5 de noviembre de 2018

Hay esperanza


Encontré un tsumego en un libro de una biblioteca (recomiendo buscar en bibliotecas, no es la primera vez que me encuentro un libro de Go) esta mañana me he encontrado con un tsumego bastante difícil, de esos que hasta que no te los ponen en frente y te ordenan resolverlos ni lo piensas como posible por verlo imposible a simple vista. Tuve que detenerme varios minutos a encontrar la respuesta, aunque tal vez sea por mi nivel. Sin más sólo digo que negro empieza y debe de vivir ese grupito de tres piedras, nada de abandonarlas.

Tenía la intención de compartir el tsumego en la app de EideGo en la que compartia partidas para reproducirlas paso a paso y poder probar variantes, pero ha dejado de funcionar hasta el punto de que ninguna partida puesto anteriormente en el blog ya puede reproducirse. Ya investigaré si se puede solucionar ese problema o debo de plantearme usar otros métodos para compartir.

jueves, 11 de octubre de 2018

Enseñar Go a un niño de 3 años

Hay quien cree imposible enseñar a jugar Go a un niño tan pequeño, por lo pronto es muy difícil captar su atención y muchos no saben respetar turnos a esa edad. Las piedras pueden ser peligrosas ya que puede tragárselas y hay que prevenir a la hora de hablar y no decir nunca de ninguna piedra rodeada "te la comes". Un aspecto para eludir el acercamiento del Go son las piedras de materiales frágiles ya que pueden sufrir daños por la torpeza y el juego bruto (yo ya con cuatro años con las mías de vidrio y habiéndolas lavado una vez porque las metí en un río, no temo que se rompan).

Para acercarle el juego se necesita de cercanía, tener un lazo de cercanía es fundamental, porque no hay niños sueltos que puedas enseñarles a jugar. Cuanta más cercanía mejor, yo tuve de cobaya a un sobrino. Si fuera un hijo o hija podría ser más fácil porque ya os habrá visto alguna vez el juego si es un hábito para vosotros jugar al Go.

Teniendo entonces un sujeto a quien enseñarle, el primer paso es sencillo: ¿quieres jugar conmigo a un juego? Si responde afirmativamente, se prepara el tablero y las piedras a su alcance, en el suelo mejor. Si no quisiera, no puede obligársele, hay que esperar hasta otro momento en el que la pregunta funcione. Como pequeña nota personal, yo me aproveché de enseñarle a usar unas tijeras y tras ver que pasa al cortar unos papeles en sucio escritos, si estuviera él solo jugando o haciendo algo no capto su atención.

A su vista tiene que estar el tablero de Go, yo use uno de 19x19 pero tras mi experiencia recomendaría hacer uno de 9x9 o 13x13 con lineas mucho más marcadas. Se le enseña las lineas y donde se cruzan/unen/atraviesan (usar la palabra que entienda más fácilmente). Y se le pregunta si ve donde se unen (yo dije así), en el momento en el que lo señale bien se debe de felicitar. Es fundamental siempre felicitar (esto lo he leído también del jugador profesional Yasutoshi Yasuda), así se sentirá mejor y con confianza podrá seguir "jugando".

Es en este momento donde hay que determinar la meta que se busca. Para mí no fue que el niño juegue Go con unas pocas clases y tampoco que sepa jugar Atari Go (el juego de capturarse). Me limité a que conociera como se captura y que tratara de capturar piedras. Hubiera sido muy bonito decir tengo un sobrino con 3 años que juega Atari Go, pero era imposible ese resultado por la dificultad de captar y mantener la atención. Le expliqué como se captura, rodeando con piedras. No esperé que me imitara a la perfección, ponía más de las necesarias pero conseguí hacerle entender y rodear piedras que le ponía. En ningún momento jugamos a poner piedras uno a uno, yo colocaba algunas y le desafiaba a que las rodeara poniendo todas las que necesitara (y en algunos casos cayendo/tirando), siempre felicitándole y señalando cuando ponía en las intersecciones bien las piedras.

Funcionó de manera bonita con un resultado inesperado, tanto que es digno de contarlo. No conseguí que juegue, pero conseguí que capturará piedras rodeándolas. Además aprendí y me di cuenta de como mejorar el método para enseñar/acercar el Go a esas edades:
  • Tener un tablero de grandes dimensiones, no necesariamente de 19x19.
  • Las lineas deben de marcarse mucho más fuerte.
  • No señalar los hoshi, señalar todas las intersecciones (puede que incluso usando algún color para llamar más atención para que ponga ahí las piedras).
  • Tener piedras o hacer fichas de cartón de un tamaño adecuado al tablero (si son imposibles de tragar así no tenéis que mentalizaros de evitar la expresión "te la comes" como sinónimo de captura).


Incluso estoy pensando en otros métodos como convertir un cartón de huevos en una especie de tablero donde colocar bolas para conseguir enseñar poco a poco como se captura, suprimiendo así el problema de las piedras mal colocadas en intersecciones. Ya evaluaré con el tiempo si es buena idea y la aplico, pero dejo dada la idea.

martes, 2 de octubre de 2018

Librito casero de tsumegos



Ya de nuevo por casa he estado buscando mis materiales de Go para volver a repasar y jugar más a menudo ya que lo he tenido abandonado estos últimos meses. Entre esas cosas además de ponerme en la mesa Get Strong at Tesuji (nunca es malo seguirlo resolverlo o abrirlo al azar un rato), he buscado un libro casero, más bien un libro de kifus en el que he ido apuntando tsumegos y he cosido para reforzarlo y hacerlo más duradero (algún día lo acabo de dejar bonito con una portada).


El origen de los tsumegos es variado, algunos son vistos en internet y me gustaron hasta el punto de decidirlos anotar por si algún día tenía alguna amistad interesada se los pasaba o se los ponía. Algunos fueron anotados para recordarlos y ponerlos en el blog. El sistema es sencillo, se apunta en dos colores al igual que harías en una partida para diferenciar los dos colores (otras opciones sería hacer cruces y círculos, pero me parece más problemático y lento). Por aprovechar la hoja entera de 19x19 con lápiz he delimitado el contorno de varios tsumegos difentes.

En definitiva, sólo puedo decir que es una herramienta útil para poder repasar. Recomendaría imitar esta idea para guardar como método analógico tsumegos. Incluso señalo como muy mejorable mi sistema, carezco de notas que digan el origen, dificultad y número de soluciones posibles, algo que haría de mi librito personal de tsumegos una herramienta más útil en caso de que lo prestara. Tal vez hacer unas fichas podría ser una alternativa, pero competiría con la eficacia de gran variedad de apps para resolver tsumegos, libros y webs.

martes, 4 de septiembre de 2018

The Go Master



Este 1 de septiembre he visto la película biográfica de Go Seigen llamada en ingles como The Go Master, en chino sería Wu Qingyuan. Es una película vieja, del 2006, pero que no que había visto. Por aquellos años todavía no jugaba al Go como para que me influenciara además de que no está traducida. Con decir que la he visto en chino subtitulada ya se ve la repercusión que tuvo en su día.

Es una película biográfica, el Go tiene un papel secundario a lo largo de la película, su momento más protagónico es la escena cuando cae la bomba atómica en Hiroshima, una de las escenas más conocidas por los aficionados al juego (aunque ha desaparecido de youtube).

Transcurre entre su vida personal, su unión a una secta y abandono temporal del juego por su fe. Hay quien señala que la película muestra las dificultades que se encuentra él y su familia en Japón durante la invasión a China y la Segunda Guerra Mundial, pero no es así. El tema de la secta ocupa la mayor parte, posiblemente hasta desplaza al Go como punto central de la trama.

Al margen de malos comentarios que pueda hacer y exigencias de que el Go tuviera más repercusión, es una película bonita para conocer algunos aspectos biográficos, como que Go Seigen tuvo un accidente con una moto que repercutió en su vida en tanto jugador profesional. Quien haya leído el Maestro de Go o The Meijin's Retirement Game se dará cuenta en la película también de la posición que tiene el Maestro y aspectos del modo y forma de jugar de Honinbo Shusai. Esos pequeños detalles, junto al que rodea a la partida de la bomba atómica y la explicación de que Go Seigen se encuentre ausente de tal suceso, la convierten en una película muy recomendable de ver para todo jugador de Go.

Lo cómico de haber visto esta película por fin es el lugar, sitio más inesperado no pudo ser. En Guelatao, en Oaxaca. El pueblo que vio nacer a Benito Juárez. Han creado un cine comunitario llamado Cine Too que funciona a la carta eligiendo en dos archivadores con todo el acervo que tienen en DVDs originales. Tú eliges la película, pagas una entrada de $20 (poco menos de un 1€ con el cambio actual) y te regalan una bolsita de palomitas recién hechas a las que puedes echar salsa chamoy o valentina. Cada espectador pagará y recibirá la misma recompensa, lo único importante es decidir y dejar pagado por adelantado si hay una película en proyección si quieres que la siguiente sea la tuya.

miércoles, 15 de agosto de 2018

2º Congreso Latinoamericano de Go


Tras el 1º Congreso latinoamericano celebrado en Cancún podemos presumir que continuará y esta vez en Guatemala, en Antigua Guatemala. He tenido la suerte de conocer esa ciudad haciendo un viaje con amistades durante la Semana Santa del 2014 y guardo buenos recuerdos a nivel de turista. Es una ciudad de estilo colonial muy bonita con constantes vistas al volcán de Agua y con opciones de hospedaje muy económicas, yo estuve en lo que clasificaría como albergue muy cerca del centro de donde veo que es la sede. Además de sus calles, edificios y llamativas iglesias, tiene varios mercados con artesanías. A pesar de conocerse historias tristes de Guatemala, es un lugar muy seguro y un destino de turismo internacional.

Será del 12 al 15 de octubre y entre las actividades ya anunciadas está también la celebración del 20º Torneo Iberoamericano. Entre las inquietudes que muestra este destino es conocer si habrá entre las actividades un homenaje a Hans Pietsch.

Por ahora y para estar al contacto hay una página oficial del Congreso Iberoamericano.